El foco de la semana del 02 de Marzo al 06 de Marzo 2015

El foco de la semana del 02 de Marzo al 06 de Marzo 2015

Anchor

¿Qué hay detrás de los precios del petróleo?
En el gráfico siguiente se pueden ver las tendencias de producción del petróleo y los precios que ha ido tomando en EE.UU. Se aprecia claramente que cuando los precios han sufrido descensos considerables, muchos productores se han visto obligados a reducir producción o cerrar plantas y negocios. Estos datos no serían muy dispares si las extrapolamos al resto del mundo.



Pero, ¿quiénes son los principales productores de petróleo mundiales? ¿Y los principales consumidores?
Por el lado de la producción, Arabia Saudí suministra aproximadamente el 15% de la producción mundial, seguido por EE.UU y Rusia con el 12%. China, Irán, EAU, Irak y México rondan el 5%. Referente al consumo, se reparten 60 M. Barriles diarios entre EE.UU y Asia-Pacífico, mientras 14 M se dirigen a Europa y el resto de países completan los 90 M totales.

¿Cuáles han sido los países más perjudicados por los descensos de los precios del petróleo?
Claramente han sido países altamente dependientes de las exportaciones de crudo, como Rusia, Venezuela, Irak o Arabia Saudí. No obstante, este último tiene mucho más margen y capacidad de reducir costes y seguir siendo rentable, debido principalmente a los menores costos de extracción. Otros países tienen un coste marginal de producción más elevado y excesiva dependencia en las exportaciones petrolíferas.

Por otra parte, los países más beneficiados han sido los importadores ya que ven como la balanza comercial registra un saldo más favorable. Es el caso de economías como la española, la japonesa o la misma Alemania. También hay que resaltar, que una parte importante de esta bajada ha sido contrarrestada por las alzas del dólar. Desde inicios de 2014, el precio del crudo ha caído un -48% mientras que tipo de cambio se ha apreciado + 18% aproximadamente.



¿Se ha traducido a la economía real?
La diferencia debería seguir siendo de un 30% (48% -18%), pues el efecto renta positivo que debería recoger la economía real, con su expansión y el efecto multiplicador. Esto debería traducirse con incrementos de renta de las familias y, por tanto, estimulando el consumo. También, en menores costos para la mayoría de las empresas, comportando mayores niveles de inversión empresarial y también mejores márgenes y beneficios.

No obstante, las bajadas de precio en el petróleo no se han traducido en el precio del combustible. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el precio medio del litro de gasolina en Enero 2014 era de  1,39 €, mientras que en Diciembre del mismo año era de 1.20 €. Por tanto, un descenso del -15% en el precio del carburante que apenas refleja la mitad de la caída real (precio petróleo - cambio de divisas).


Por último, en el siguiente gráfico observamos la producción de petróleo por parte de los países de la OPEP y los no-OPEP, clasificados según el coste marginal de producción. Arabia Saudí, como hemos comentado previamente, se beneficia de unos bajos costes marginales muy inferiores al resto y le permiten resistir mejor bajadas de precio en el mercado. Precisamente, por eso ha sido el principal impulsor de arrastrar el precio del crudo a la baja para hacer deficitarias extracciones de otros países como EE.UU, en pleno proceso de consolidarse como exportador neto mediante el Shale Oil (petróleo de fractura hidráulica).

Las extracciones de Shale Oil, representan el segmento de producción con mayores costes, que en la mayoría de los casos ronda los 70 USD / Barril.



¿Qué podemos esperar del precio del petróleo?
Los miembros de la OPEP han mantenido constante la producción en torno a los 30 M. barriles / día, ya que países como Venezuela deben seguir produciendo para causas puramente de estabilidad de país y otros como Arabia Saudí pretenden no perder cuota de mercado. La media global sitúa el coste marginal de producción ligeramente por encima de los 40 USD, pero con estos niveles sólo se cubriría el 60% de la demanda mundial. Por tanto, consideramos que el precio del petróleo debería subir de precio hasta llegar a cubrir los costes de producción que requiera la demanda (90 M barriles / día), hasta unos 70-72 USD.