El foco de la semana: El riesgo de seguir a la manada

El foco de la semana: El riesgo de seguir a la manada

Anchor

El riesgo de seguir a la manada
En el periodo álgido de la crisis del Euro, en 2012, la prima de riesgo del bono del Estado alcanzaba los 600 puntos básicos y España tenía serias dificultades para colocar su Deuda en el mercado. Se especulaba entonces con un rescate.

Las entidades financieras españolas se vieron obligadas a remunerar los depósitos a tipos de interés elevados porque no podían financiarse en los mercados de capitales de forma normal y todavía necesitaban de recursos en pleno proceso de saneamiento y desapalancamiento.

Tras el “rescate bancario”, las concentraciones de entidades, la limpieza de balances con cargo al FROB, las medidas de austeridad aplicadas y haber tocado suelo, la economía española no ha empeorado. Estas circunstancias, favorecidas por una política monetaria ultra laxa por parte del BCE, han devuelto los tipos de interés a niveles muy inferiores a los de 2012, han permitido las emisiones de deuda en el mercado a precios y plazos más favorables tanto para España como para los bancos y los requisitos de capital exigidos a las entidades han hecho disminuir la actividad crediticia y en consecuencia la necesidad de captar más depósitos.

El trasvase de depósitos a fondos en España
Desde el año 2009, la banca española ha perdido casi medio billón de euros en depósitos.



A medida que los depósitos constituidos en 2012, muy rentables para el ahorrador en términos relativos, han ido llegando a su vencimiento, el inversor se ha tenido que enfrentar a un dilema: mantener los depósitos a una remuneración muy escasa, por debajo del 1%, o pasar a ser inversor y asumir más riesgo a cambio de mejores expectativas de rentabilidad.

¿Dónde ha ido a parar buena parte de este dinero?



El patrimonio en fondos de inversión españoles, es decir, en manos de gestoras nacionales, ha aumentado en más de 100.000 millones desde 2012 hasta la actualidad. En concreto, desde enero de 2013 ha habido suscripciones netas por más de 78.000 millones de euros.

Por lo tanto, parece claro que hay un trasvase de dinero desde los depósitos bancarios hacia los fondos, lo que supone una mayor asunción de riesgo por parte del inversor más conservador.

En lo que va de año, según los datos disponibles en Inverco, hasta mayo de 2015 las categorías de fondos que más dinero captan son las de Renta fija Mixta (Euro e Internacional) con 16.407 millones de euros.



También se observa que las categorías de fondos más conservadoras sufren reembolsos netos, por lo que el giro hacia mayor riesgo es notorio.

Los fondos de renta fija mixta, según la clasificación de Inverco, son aquellos que pueden tener hasta un 30% de riesgo en renta variable, además de hasta un 30% en riesgo divisa en el caso de renta fija mixta internacional.

Razones que mueven el cambio
Además de una búsqueda de mayor rentabilidad por parte del inversor, que no se conforma con los rendimientos de los depósitos, se aprecia también que las entidades pueden tener cierto interés en este flujo de fondos.

Los costes de gestión y depósito, y resto de gastos soportados por el partícipe, son elevados teniendo en cuenta el rendimiento esperado de este tipo de fondos. Evidentemente, ante los bajos márgenes que genera en la actualidad el negocio bancario tradicional de captar depósitos para conceder créditos, la tentación de generar comisiones vía la reconversión del ahorro en fondos de las propias gestoras vinculadas a los bancos es elevada. Así, no debe sorprender que más el 70% de la captación neta se acumule en 5 grupos bancarios, siendo Caixabank quien acumula una cuarta parte del negocio nuevo generado en el año.



Los 5 fondos que más dinero han captado en las categorías de renta fija Mixta (tanto Euro como internacional), tienen ratios de coste que mayoritariamente superan el 1,25% anual. Las tablas siguientes ilustran su coste y su comportamiento en el mes.





¿Es posible tropezar de nuevo con la misma piedra?
Las rentabilidades negativas del mes de abril de la mayoría de los fondos Top 10 en cuanto a captación de ahorro, ponen de manifiesto la volatilidad a la que se enfrentan muchos de estos inversores bastante aversos, aunque parezca contradictorio, al riesgo. Sorprendentemente, pese a observar rentabilidades negativas en el mes, lo que podría suponer un aviso de cara a su futuro comportamiento en un entorno de más volatilidad para la renta fija y de valoraciones exigentes en renta variable, siguieron recibiendo importantes captaciones.





De estos 10 fondos, sólo uno terminó el mes con rentabilidad positiva.

Es cierto que hoy en día la liquidez paga poco o nada, pero sigue siendo liquidez y no da pérdidas. La toma de posiciones en inversiones de mayor riesgo, cuando el objetivo perseguido es sólo mayor retorno, tiene que efectuarse siendo consciente que se está cómodo cuando el riesgo aflora. Si no, mejor ser honesto con uno mismo y mantenerse en depósitos o activos de renta fija a corto plazo, aunque la rentabilidad sea escasa. ¿Se acuerdan de las preferentes? Yo sí, y también de 1994 cuando muchos ahorradores españoles que suscribieron fondos de renta fija descubrieron que se pueden obtener pérdidas.