El foco de la semana: ¿Ha tocado techo la bolsa americana?

El foco de la semana: ¿Ha tocado techo la bolsa americana?

Anchor

¿Ha tocado techo la bolsa americana?

En lo que va de año las bolsas europeas registran subidas de aproximadamente el +20% de media, mientras que en el otro lado del Atlántico, los principales índices registran leves subidas o se mantienen planos.

Ante ese hecho, nos preguntamos si las bolsas estadounidenses han tocado techo y si es momento de abandonar ese mercado.

Hemos analizado hacia dónde se dirigen los flujos de capital en fondos de inversión. En el siguiente gráfico mostramos los flujos semanales acumulados hacia acciones estadounidenses y su correlación con el índice S&P500 en lo que va de 2015.



Contrariamente a lo que cabría esperar, a la vista de la evolución positiva del índice S&P500 que ha registrado subidas de un +2,5%, los flujos se alejan del mercado estadounidense (-11.000 Millones USD) en 2015. La relación queda aún más patente al superar el S&P500 el nivel de la semana 10 (2060 pts), donde empiezan a registrarse salidas netas crecientes.

Con flujos de capital negativos, ¿Qué factores podrían empujar las bolsas americanas?
Valoraciones
Las valoraciones actuales no parecen especialmente atractivas, sino más bien en niveles exigentes. El S&P500 cotiza con un PER (ratio de precio / beneficio por acción) de 19.1, lo que le sitúa aproximadamente 3 veces por encima de su media histórica de 16. Además, algunos sectores, como Salud y Consumo Cíclico, presentan fuertes sobrevaloraciones en comparación con sus medias históricas.

Divisa
Una divisa débil puede representar unas mejores perspectivas de beneficios corporativos por el aumento de exportaciones y mejoras de competitividad. El dólar, sin embargo, se ha apreciado contra la mayoría de divisas y ello debería repercutir negativamente en el beneficio de las empresas, sobretodo las exportadoras, y en su competitividad con otras empresas ubicadas en otros países con una moneda más débil, como Alemania o Japón.

Política monetaria
La política monetaria estadounidense sigue siendo acomodaticia actualmente, con tipos de interés cercano a cero, aunque las previsiones apuntan a que la FED empezará a normalizar los niveles de cara a mitad de 2015. En consecuencia, debería perjudicar más que ayudar a los mercados de valores, por el mayor atractivo de la renta fija a corto plazo si los tipos suben.

Recompra de acciones
De todos los factores que hemos enumerado, es el único que puede contribuir a mantener a los índices en sus niveles. Tal como muestra el siguiente gráfico, las empresas americanas mantienen un alto ritmo de recompra de acciones y siguiendo una tendencia positiva.

Las empresas pueden comprar sus propias acciones en el mercado (share buyback), favoreciendo su cotización. La razón es el menor coste de capital que tienen otras fuentes de financiación, como la deuda (renta fija corporativa). En los años post-crisis, las empresas han emitido deuda a tipos muy bajos, lo que permite reducir su coste financiero. Parte de esos fondos la pueden aplicar a recomprar acciones propias, sosteniendo su cotización.

La compañía confía en que sus acciones subirán y recompra sus acciones de modo que puede conseguir un beneficio y volver a tener liquidez más adelante. En contrapartida, puede causar un alza artificial en los precios aunque los fundamentales de la compañía sean débiles.



En EE.UU., el 72% de las empresas del S&P500 está siguiendo una política de recompra de acciones y Apple fue la más activa durante el 4º trimestre de 2014, con 6,1 Miles de Millones de USD en acciones recompradas. En el otro lado de la balanza, el sector de las Telecomunicaciones –ya poco propenso a la recompra de acciones- fue el que menos volumen de recompra registró.

En Febrero de 2015, las recompras anunciadas por las compañías del S&P 500 totalizan 104,3 miles de millones de USD, según publica Bloomberg con datos de TrimTabs.

¿Comprar o vender?
El mercado americano, basándonos en el índice S&P 500, presenta:
  • 1. Valoraciones superiores a su promedio histórico.
  • 2. Divisa en fase de apreciación respecto al EUR y otras divisas de países desarrollados.
  • 3. Si los tipos suben en EE.UU, constituye un desincentivo para la renta variable. Se espera una primera subida de tipos antes que termine 2015.
  • 4. El volumen de recompras de acciones sigue cerca de sus niveles recientes, pero tanto el volumen de empresas como el volumen trimestral no incrementa.
Por todo ello, sin descartar que la bolsa americana pueda tener algo más de recorrido, es conveniente ser más cautelosos y una recogida de beneficios parece apropiado. Para quien no haya invertido en el mercado americano, creemos que no es un buen momento para tomar posiciones.

Fuentes: FactShet Research, Lipper Thomson Reuters, Bloomberg