El foco de la semana: ¿Qué balance extraemos del primer tercio de 2015?

El foco de la semana: ¿Qué balance extraemos del primer tercio de 2015?

Anchor

¿Qué balance extraemos del primer tercio de 2015?
Si hacemos un balance general del comportamiento de los mercados financieros durante los primeros cuatro meses de 2015, es sin duda, positivo. Sin embargo, sigue la preocupación entre los inversores por el empeoramiento de los informes sobre el PIB en tres de las principales economías del mundo. EE.UU, UK y China, además de algunos focos de incertidumbre como el problema Griego.

EE.UU
En EE.UU, buena parte de la desaceleración se puede atribuir a un descenso en los gastos de inversión en exploración de empresas energéticas. Es probable que dicha tendencia siga en la segunda mitad de año, aunque la mejora de presupuestos en los hogares debería influir positivamente en el consumo.

En cuanto a los resultados empresariales, han sido dispares, aunque en general positivos. En Wall Street, alrededor de un 70% de las empresas ha superado las expectativas. No obstante, el resultado puede ser engañoso. El consenso de analistas había situado las previsiones en niveles muy bajos, prediciendo menores beneficios debido a la fortaleza del dólar y la caída del petróleo.

El PMI manufacturero es un reflejo de la desaceleración de los indicadores de actividad estadounidenses:



Reino Unido
Referente al Reino Unido, la economía se ha expandido un pobre +0,3% en el primer trimestre. La desaceleración es evidente y en buena medida viene dada por el fuerte crecimiento experimentado el año anterior y la debilidad del sector manufacturero. El mercado laboral británico, por su lado, sigue fuerte y con mejoras en los niveles de paro (5,6%) y en aumento de salarios (+1,8%).

Eurozona
En la Zona Euro, se ha incrementado los préstamos al sector privado por primera vez en 3 años (+0,1%), mientras que los demás indicadores económicos sugieren el fuerte avance de la recuperación. Aunque los datos son positivos, el BCE ya anunció que seguirá comprando activos por valor de 60.000 millones de euros mensuales.

En el mercado de bonos, las TIR siguen estando en niveles bajos (a pesar de los fuertes repuntes de los últimos días), otorgando poco recorrido y una relación rentabilidad/riesgo poco atractiva.

China

A pesar de la evidente desaceleración del gigante asiático, la bolsa de valores ha generado importantes ganancias en 2015. Buena parte se explica por las acciones del BPC (Banco Popular Chino), para estimular la economía, recortando el coeficiente de reservas en 100 pts. básicos, mejoras en empresas estatales y el aumento de los préstamos.

Divisas
En el mercado de divisas, el EUR/USD ha rebotado hasta los niveles de 1,13 debido a la debilidad del billete verde. El Dólar acusa los malos datos económicos estadounidenses, lo que a su vez podría derivar en posponer la prevista subida de tipos hacia finales de año. 

Factores Macro
Uno de los factores importantes, sigue siendo el conflicto Griego y sus negociaciones con las instituciones. A medida que pasan las fechas y no hay perspectivas de que el país heleno reciba más ayudas de prestamistas, incrementa la posibilidad de un incumplimiento de la deuda Griega.

Sin embargo, el ministro de finanzas del país heleno, Yannis Varoufakis manifiesta que espera llegar a un acuerdo con los acreedores en las próximas semanas.

Otro aspecto a tener en cuenta, eran las elecciones generales en el Reino Unido, lo que podía generar tensiones en los mercados de valores en el corto plazo. Los resultados fueron bien acogidos por los mercados financieros, al dejar al partido conservador de David Cameron al borde de la mayoría absoluta.

Perspectivas
Las principales gestoras de fondos de inversión, siguen mostrándose positivas respecto la renta variable europea. Un euro más débil debe seguir favoreciendo las exportaciones del viejo continente y la competitividad y beneficios de las empresas. El BCE sigue aplicando políticas ultra-acomodaticias, lo que también debe ayudar a los mercados. Sin embargo, debemos ser conscientes que son ayudas artificiales o no naturales de mercado y que los índices ya se sitúan en valoraciones exigentes.

A lo que refiere a la renta fija, los retornos son muy poco atractivos (a pesar del repunte de las últimas semanas) y el binomio rentabilidad-riesgo no compensa. No obstante, las compras por valor de 60.000 millones de euros mensuales del BCE deberían seguir empujando las TIR a la baja, aunque algunos factores como la incertidumbre alrededor de Grecia pueden afectar en sentido contrario.

El petróleo debería estabilizarse en la zona de 70-75 USD/Barril (véase articulo 16 Marzo), mientras la desaceleración de los indicadores de actividad estadounidenses puede frenar la apreciación del dólar con el euro.