El foco de la semana: Y la Fed cumplió el guión

El foco de la semana: Y la Fed cumplió el guión

Anchor

La Reserva Federal subió el pasado 14 de diciembre el tipo de intervención de los fondos federales al rango del 0,50%-0,75% como esperaba el mercado. Del comunicado que acompaña la decisión así como de los comentarios de la rueda de prensa en la que compareció su presidenta Janet Yellen, se desprende que los miembros del Comité esperan entre dos y tres subidas adicionales de 0,25% para 2017.

Estas proyecciones tienen impacto en el mercado de bonos, por cuanto cimientan expectativas de cómo evolucionarán los tipos de interés de los bonos del Tesoro americano. Dado que tanto la renta fija corporativa, de mejor o peor calidad, como el descuento de los flujos de caja con los que se valora la renta variable toman como base el tipo del bono americano, la decisión y las expectativas que la Fed comunica al mercado tienen alta trascendencia

Expectativas poco fiables

Sin embargo, la capacidad predictiva de los miembros del FOMC (Federal Open Market Committee) en el pasado no se ha mostrado como una herramienta muy confiable para los mercados de bonos, que han seguido un curso distinto al de la visión del Comité. El dicho de no llevar la contraria a la Fed (Don’t fight the Fed) no parece que haya asustado a los mercados.

En diciembre de 2014, cuando la recuperación de la economía americana ya daba síntomas evidentes de mejora, la previsión del comité de la Fed para diciembre de 2016 era de tipos alrededor del 2,5%, mientras que el nivel actual es del 0,75% es decir un error de predicción de casi 2%.

Sobre su previsión a septiembre de 2015, el error se redujo a poco menos de 1%, al situar la previsión de los Dots en el 1,5%.

El acierto del mercado

En cambio, la previsión del mercado sí que resultó más acertada, puesto que esperaba que los tipos de intervención en EE.UU. para finales de 2016 se situasen en el 0,75% en septiembre de 2015.

Actualmente, el mercado espera que los tipos dentro de un año para el dólar se sitúen en el 1,70%, mientras que los Dots de la Fed lo sitúan en el 1,4%.

Así como anteriormente, el mercado era más escéptico con las subidas de tipos que la propia Fed, esta vez son los miembros del FOMC quienes se muestran más cautos con el grado de normalización de la política monetaria. En 2017 veremos quién tiene razón.