Evolución de Mercados 29 de Febrero al 04 de Marzo 2016

Evolución de Mercados 29 de Febrero al 04 de Marzo 2016

Anchor

Después de la reunión del G20 de la cual no podemos destacar acuerdos de relevancia, la semana en la Zona Euro se inició con un Euribor con signo negativo y, al igual que para Estados Unidos, con una gran batería de datos macroeconómicos.

Cada vez son más los inversores y economistas que ponen en duda y critican la efectividad de las políticas monetarias que se están llevando a cabo por los Bancos Centrales tras los malos resultados obtenidos con las recientes medidas de QEs implementadas. Más concretamente, para la Zona Euro, se puso de manifiesto la necesidad de establecer una mutualización de la deuda y los riesgos que conllevaría una ausencia de la misma para la viabilidad de la Unión Europea. Por lo que a la evolución de la economía respecta, a pesar de haber publicado datos macro en línea con las expectativas, el ritmo de la expansión de la actividad se atenuó destacando el dato de PMI francés por debajo de los niveles de expansión, por lo que podríamos decir que la actividad de la economía francesa cayó a niveles de contracción (por debajo del valor de referencia 50).

Estados Unidos continuó sorprendiendo con mejoras en el mercado laboral, sin embargo la tendencia no fue la misma para el sector manufacturero el cual mostró debilidad debido a  la reducción de la demanda del sector energético y la fortaleza del dólar, viéndose traducido en un deterioro de la balanza comercial durante el mes de enero (-45.680 millones de USD respecto los -44.000 millones esperados). Como resultado de la disparidad en los resultados de actividad y empleo, los mensajes de los diferentes miembros de la FED fueron en muchos casos contrarios, por lo que esperaremos hasta el día 16 de marzo cuando tendrá lugar el Comité de Mercado Abierto para conocer las medidas de política monetaria que se tomarán y las previsiones para la economía estadounidense.

Desde China se llevaron a cabo nuevos recortes del RRR (ratio de requerimiento de reservas bancarias) con el fin de frenar la salida de capitales del país y promover la fluidez del dinero en la economía, y se anunciaron reducciones en la producción de mineral de hierro impulsando al alza el valor de la commodity. Por el contrario, la visión de la economía china es por lo general negativa dada la escasa credibilidad en la estabilización del Yuan y la publicación de Moody’s asignando un Outlook negativo a la deuda emitida en el país.

Los mercados de Renta Variable se vieron impulsados por las expectativas de nuevas actuaciones de los principales Bancos Centrales, cerrando la semana con avances del +5,54% en el IBEX35 en niveles de los 8.811, seguido por el EUROSTOXX50 ahora en torno los 3.037 (+3,69%). En Estados Unidos los rebotes fueron algo más moderados con un +2,76% del tecnológico NASDAQ COMPOSITE (4.717) y un +2,67% en el selectivo S&P500 (en torno los 1.999). Sin embargo, el NIKKEI225 se anotó un +5,10% a pesar de los datos mixtos que se publicaron para la zona descontando una mayor intervención desde el Banco Central.

En cuanto a divisa, se vuelven a repetir niveles entre los 1,08 y los 1,10 EUR/USD sin grandes variaciones. En cuanto a la libra se anotó un rebote del -1,87% respecto al Euro recuperando posiciones y cerrando la semana en niveles de los 0,7730 EUR/GBP.

Sin duda la semana fue también positiva para los mercados de materias primas destacando el repunte del +10% en el precio del barril de Brent (38,75 USD/Brent) ante los rumores de un posible acuerdo entre los productores de crudo.