Evolución de Mercados 30 de Mayo al 03 de Junio 2016

Evolución de Mercados 30 de Mayo al 03 de Junio 2016

Anchor

Cerramos la semana con la publicación del dato de creación de empleo no agrícola en Estados Unidos. Para sorpresa de todos, el dato fue mucho peor de lo esperado. Mientras que el consenso de analistas pronosticó la creación de 164.000 puestos de trabajo, el dato efectivo fue de 38.000 personas empleadas (siendo éste el nivel más bajo desde el año 2007). Como consecuencia, el mercado descartó rápidamente la posibilidad que se llevase a cabo una nueva subida de tipos e hizo girar a la baja el dólar, los mercados de renta variable y los rendimientos de los bonos estadounidenses.

Con todo esto, a pesar del optimismo mostrado por los diferentes miembros de la FED, el deterioro de la situación económica comienza a ser cada vez más evidente en Norteamérica. Así como la OCDE recortó las previsiones de crecimiento hasta el +1.8% (desde el anterior dato del +2%), los indicadores adelantados de la actividad tampoco mejoraron las expectativas (ahora en niveles que separan la frontera contractiva de la expansiva).

Así, el balance semanal en Wall Street se saldó sin variaciones de relevancia con los mercados planos. El S&P500 cerró en niveles de los 2.099 (+0%), mientras que el tecnológico Nasdaq Composite lo hizo en torno los 4.942 (+0,18%).

Por lo que a la Eurozona respecta, la visión no es que sea mucho más positiva puesto que durante las últimas jornadas hemos ampliado la perspectiva de riesgo. No sólo se extendió el temor ante la posibilidad de un Brexit, sino que a ello se ha sumado el riesgo de un “Frexit”, debido a las graves consecuencias que están teniendo los paros y las huelgas para la economía francesa ante la reticencia de la población para implementar la reforma laboral. 

Por lo que a política monetaria respecta, tras la reunión del BCE se mantuvieron sin cambios los tipos de referencia. En cuanto a las posteriores declaraciones de Mario Draghi, hizo un llamado a los países miembros de la Eurozona para realizar medidas que incrementen la productividad, la inversión y que mejoren la infraestructura, además de lanzar una petición para cumplir con las normas del Pacto de Crecimiento y Estabilidad. Se mantuvo la expectativa positiva para la evolución económica y se incrementaron las previsiones de crecimiento al +1,6% para el año en curso.

En cuanto a Asia, el primer ministro de Japón decidió retrasar la subida de impuestos a las ventas durante dos años ante un deterioro de la situación económica. Los últimos datos han llevado al sentimiento inversor a deteriorarse ante la incapacidad del BOJ de revertir la situación de debilidad económica, llevando al selectivo de referencia a retroceder un -1,14% a lo largo de la semana (ahora en niveles en torno los 16.642).

En China, después que se diese a conocer la posibilidad que el MSCI incluya acciones chinas en sus índices de referencia globales, los valores de renta variable giraron al alza ante la expectativa que tanto ETFs como IICs que replican el índice incorporen las acciones en sus carteras. 

Algo más negativa fue la evolución de los mercados en la Zona Euro, puesto que los recortes fueron de hasta un -3,36% en el selectivo español IBEX35 (llevando al índice hasta los 8.800), y del -2,63% en el EUROSTOXX50 (cerrando por debajo de los niveles de los 3.000).

En los mercados de divisa, nuevos avances del EUR respecto sus principales pares; el EUR/USD ahora en torno los 1,1365 (+2,26%) tras descartar una pronta subida de tipos y el EUR/GBP cotizando en niveles de los 0,7825 (+2,99%).

Respecto a los mercados de commodities, ligeros avances del Brent a pesar que no se llegó a acuerdo alguno tras la Cumbre de la OPEP que tuvo lugar el martes. Pero fue sin duda la Onza de Oro el ganador de la semana con repuntes del +2,63% actuando como activo refugio tras la creciente incertidumbre en los mercados financieros.