Evolución de Mercados 30 de Noviembre al 04 de Diciembre 2015

Evolución de Mercados 30 de Noviembre al 04 de Diciembre 2015

Anchor

Las medidas que Mario Dragui anunció tras la reunión del BCE tuvieron un impacto devastador en los mercados de renta variable a nivel mundial.

Como veníamos anunciando, el foco semanal se situó en las medidas de política monetaria que llevó a cabo el BCE tras la reunión anunciada. Finalmente se decidió reducir hasta el -0,30% las tasas por depósito desde los niveles de -0,20% anteriores con el fin de aumentar los niveles de liquidez de la economía. Además, se extendió el programa de QE hasta finales de 2017 junto a un posible aumento del total de deuda comprada mensualmente hasta los 70.000 millones de EUR. 
Estas medidas tuvieron un impacto negativo en los mercados provocando fuertes retrocesos en los mercados de renta variable europea y disparando al alza las rentabilidades de los bonos gubernamentales, ya que el mercado descontaba medidas superiores a las que se llevaron a cabo.

La estela seguida por Estados Unidos fue también negativa ya que las escasas medidas tomadas por el BCE llevaron a los inversores a incrementar la probabilidad que se realice la normalización de tipos en la próxima reunión de la FED, de manera que se descontó este hecho causando fuertes caídas en los principales selectivos. Asimismo, los buenos datos de empleo publicados sustentarían la acción.

En Asia cabe destacar el mal dato publicado en China en PMI manufacturero el cual se mantuvo por noveno mes consecutivo en niveles de contracción lo que podría significar que la región tiene dificultades para mantener los niveles de crecimiento anteriores y podría estar anticipando una recesión de su economía. En cuanto a Japón, los datos más recientes que hemos podido conocer muestran una visión favorable de la economía en la que mejora la confianza consumidora y se han producido incrementos en gastos de capital y aunque los niveles de PMIs hayan estado por debajo de lo esperado, estos siguen estando por niveles superiores a los de expansión y muestran continuidad del crecimiento. 

Así, los índices bursátiles europeos cerraron la semana con pérdidas. El Ibex 35 se dejó un -2,25%, mientras que el Eurostoxx50 acabó la semana un -4,53% por debajo de la anterior. En Estados Unidos, tras un fuerte rebote el viernes, el S&P acabó la semana plano (+0,10%). En Japón, el selectivo Nikkei 225 también cedía terreno con un saldo semanal del -1,91%

Para los tipos de cambio, el EUR se apreció en la semana respecto al USD, cerrando en 1,088

En cuanto a commodities el crudo fue el protagonista de la semana dado que tuvo lugar la reunión de la OPEP y filtraciones de rumores haciendo referencia a incrementos en la producción tuvieron un efecto devastador en la cotización de la materia prima haciéndola caer hasta niveles mínimos. El cierre semanal se produjo en 43,21 USD con una caída del -3%.