Rentabilidades de nuestros clientes de Marzo 2015

Rentabilidades de nuestros clientes de Marzo 2015

Anchor

¿Cuál ha sido la rentabilidad obtenida por nuestros clientes en Marzo 2015?
En el gráfico aparecen las rentabilidades medias interanuales de nuestros clientes para cada perfil de riesgo. Marzo ha sido un mes propicio para nuestros clientes, sobretodo para el perfil arriesgado, el cual obtiene un +17.97% interanual. El perfil conservador aumenta su rentabilidad hasta el +6.45%, mientras el perfil moderado consolida rentabilidades en torno al +11.82%.

A continuación analizaremos la evolución de las distintas clases de activos durante el último año:



Marzo ha seguido la tónica de los dos meses anteriores, propulsando la mayoría de índices europeos de renta variable hacia altas rentabilidades, alrededor del +20% en sólo tres meses.

El principal catalizador sigue siendo el BCE mediante las políticas ultra-acomodaticias que está implementando, mientras la depreciación del euro favorece las empresas de cara al mercado exterior. Sin embargo, en los últimos días, Grecia ha vuelto a aparecer en los titulares debido a las dificultades que tiene de retornar préstamos, pagar pensiones y funcionarios, lo que aumenta los niveles de incertidumbre.

En cuanto a la renta fija, sigue en la misma inercia alcista (en términos de precios). El BCE presiona los precios de los bonos al alza, lo que deriva en caídas de TIR que resulta en que existe poco potencial de ganancia y bastante de pérdida. Excesivos riesgos para los retornos que ofrece. No obstante, siguen habiendo oportunidades en determinados bonos corporativos, con mejores rentabilidades y empresas sólidas.


Seguimos al margen de la deuda convertible ya que entendemos que el binomio rentabilidad –riesgo que ofrece no es atractivo.


A lo que refiere al mercado monetario, ofrece ínfimas rentabilidades (en algunos casos ya negativas), que hacen que sólo nos sirva de protección en caso de convulsiones en los mercados y preferiblemente denominado en USD y GBP.


Como decimos, seguimos apostando por las divisas fuertes: USD y GBP frente a JPY, EUR o monedas de países emergentes.