Rentabilidades de nuestros clientes en agosto 2018

Rentabilidades de nuestros clientes en agosto 2018

Anchor

PANORAMA MACRO MUNDIAL

A medida que la temporada de vacaciones llega a su fin, los mercados americanos continúan avanzando hacia nuevos máximos, contrario al viejo adagio “Sell in May and go away”, este año los buenos  resultados empresariales y los acercamientos comerciales entre Estados Unidos y la Unión Europea redujeron la incertidumbre de los inversores quienes apostaron por un mercado alcista durante el verano.

En la balanza los factores positivos han superado los motivos de preocupación. De un lado, el fuerte crecimiento económico estadounidense, con un PIB preliminar del 2T18 +4,1% anualizado desde 2,2% 1T18,  la continua recompra de acciones y los favorables resultados empresariales con un 80% de las compañías superando las expectativas,  imprimieron confianza a los mercados. Del lado contrario el riesgo de aumento de tipos de interés, la incertidumbre política de cara a las elecciones legislativas en EEUU y la creciente tensión comercial son factores que vale la pena seguir monitoreando pese a la euforia actual. 

En relación con los tipos de interés de la FED, se espera que en la reunión de finales de septiembre se incrementen en 25pbs desde el rango actual de 1.75% a 2.0%, sería el tercer aumento en el año; de acuerdo con el tono de las declaraciones previas y la evolución de los indicadores macro, este no sería el último movimiento de la entidad, anticipando un incremento adicional para el mes de diciembre. 

Por su parte las amenazas de guerra comercial, en relativa calma con Europa pero en tendencia creciente con China, continua siendo el principal generador de noticias para los mercados. Se conoció que EEUU está estudiando nuevos aranceles sobre productos por valor de 200.000 millones de dólares, lo cual generaría una respuesta por parte del país asiático con aranceles sobre 60.000 millones de dólares estadounidenses. Pese a que las rondas de negociaciones no han logrado llegar a acuerdos, los análisis políticos apuntan a que en el corto plazo estas medidas no se llevarán a cabo, dado que importantes industrias  se verían afectadas y esto pesaría en las votaciones legislativas de noviembre dejando en desventaja al partido republicano. 

Al respecto, en China el impacto se ha sentido en los mercados financieros pero no en la actividad real. De acuerdo con las cifras publicadas, en julio China registró un superávit de 28.100 millones de dólares con un crecimiento de 12.2% en las exportaciones sustentado en la reciente debilidad del yuan respecto al dólar, no obstante el mercado accionario se dejó más de  un 2% en el último mes con tendencia contraria a los demás mercados asiáticos que cerraron en terreno positivo. 

En Europa, no contamos con anuncios  por parte del Banco Central durante el mes de agosto, sin embargo en su último mensaje la autoridad monetaria reiteró que espera mantener los niveles de tipos actuales al menos un año más o hasta que sea necesario, no obstante es importante mantener en el radar que a partir de septiembre las compras de activos serán reducidas a 15.000 millones de euros hasta finales de diciembre, fecha en que el programa terminaría. El dato de IPC preliminar de agosto se situó en 2,0%, por debajo de las estimaciones (estimado y anterior 2,1%), mientras que el subyacente se mantiene aún lejos del objetivo del BCE. Por su parte el PIB preliminar del 2T18 se moderó al 2.1% desde el 2.5% registrado en el primer trimestre. 

En el plano político, la incertidumbre corre por cuenta de Italia, tanto a nivel social con las recientes medidas migratorias, como a nivel económico a puertas de la presentación de los presupuestos generales para 2019, los cuales deberán buscar la reducción de la deuda pública actual. La agencia de calificación Fitch ratificó la nota en BBB deteriorando su perspectiva de estable a negativo; el impacto sobre los bonos no se hizo esperar y la prima de riesgo se disparó al nivel más alto de los últimos cinco años y finalizó el mes en 290 puntos.

Así las cosas, los factores de incertidumbre se mantienen, de un lado con las tensiones comerciales entre Estados Unidos y sus principales socios, y de otro las dificultades que podría generar las decisiones presupuestarias italianas. No obstante no perdemos de vista que alguna sorpresa en el ámbito macroeconómico desencadenaría un cambio en el ritmo de normalización de los Bancos Centrales. 

Mercados financieros (al 31 de agosto)

Importantes retrocesos en los mercados europeos, el IBEX35 perdió -4,78% durante el mes de agosto, seguido por el FTSE100 con una caída de -4.08%, mientras que el EUROSTOXX50 cerró el mes -3,76% abajo.  En lo corrido del año, los mayores descensos en las acciones los ha experimentado España y Alemania con caídas en sus índices de más del 6% y 4% respectivamente. 

El EUR/USD finalizó en torno a 1.1599 con un retroceso de -0.79%, en un mes de fortalecimiento generalizado de la moneda estadounidense respecto a sus pares y a las divisas de países emergentes. Por su parte el EUR/GBP finalizó en torno a 0.8952 avanzando 0.52% lo cual refleja la dificultades de la libra en las condiciones políticas actuales. 

En Estados Unidos, contamos con avances extraordinarios en los merados de acciones a la vez que los bonos del tesoro cedieron a niveles de 2,853 para la referencia a 10 años. El Nasdaq lideró las ganancias con la recuperación de las tecnológicas +5.84%, seguido por el S&P500 que sumó +3.03% y el Dow Jones que registró ganancias de 2.16%. 

Por su parte los mercados asiáticos finalizaron en terreno mixto, mientras que el Sensex y el Nikkei225 avanzaron 2,76% y 1,38% respectivamente, el Hang Seng cerró en 27.888 puntos con un retroceso de -2.43%. 

En el mercado de commodities, el petróleo de referencia Brent avanzó hasta los 77.42 dolares/barril  +4,27% mensual, mientras que el oro retrocedió -1.86% respecto al mes anterior, registrando pérdidas para el año corrido de -7.81%.