Resumen Anchor del 18 al 25 de mayo 2018

Resumen Anchor del 18 al 25 de mayo 2018

Anchor

Continua la incertidumbre en los mercados financieros. Los riesgos comerciales y geopolíticos se agudizan tras la decisión de Estados Unidos de cancelar la cumbre con Corea del Norte y la posibilidad de nuevos aranceles a las importaciones del sector automotriz. Las noticias provenientes de la administración estadounidense se han convertido en una constante, sin embargo durante la ultima semana estuvieron acompañadas de la publicación de las actas de la FED y del BCE, que mostraron moderación de las expectativas, y de débiles datos macroeconómicos,  lo cual  mantuvo a los inversores al margen de posiciones de riesgo. 

Una semana después de llevarse a cabo la  ronda de negociaciones entre China y Estados Unidos, tras la cual el país asiático anunció reducir al  15 % los aranceles a la importación de vehículos y Estados Unidos decidió suspender la imposición de 150.000 millones de dólares a los productos chinos, una nueva amenaza recae sobre el comercio internacional; ahora el país norteamericano estaría estudiando una nueva medida proteccionista en el sector automotriz, que sin duda afectaría a otros países en mayor medida que a China

Los vaivenes en las negociaciones comerciales y el aumento de las tensiones geopolíticas han mantenido en alerta tanto a inversores como a autoridades económicas, tal como lo evidencia el BCE en las ultimas actas publicadas, donde mantiene las perspectivas de crecimiento, advirtiendo que los conflictos comerciales podrían afectar a la economía de la Eurozona, esta preocupación estaría dada bajo tres puntos de vista: el riesgo para la balanza comercial de los países exportadores, los movimientos en el tipo de cambio, y la dificultad para generar demanda interna. También persiste la preocupación  por las recientes señales de desaceleración y la debilidad en la inflación, lo cual generaría un ritmo más lento de normalización monetaria e incluso ampliación del periodo de compra de activos. 

Por su parte la FED en su reunión de política monetaria de mayo, mantuvo su convicción de la necesidad de un nuevo incremento de tipos,  se prevé que para la reunión de junio  el FOMC tome la decisión, también anunciaron que se podría tolerar una inflación ligeramente superior al objetivo del 2% lo cual disminuyó la probabilidad de un mayor ritmo de incrementos y con ello el rendimiento del Tesoros a 10 años retomó niveles por debajo del 3%. 

Por cuenta del BOE tuvimos declaraciones del gobernador Mark Carney, quien anticipó un movimiento de tasas en agosto siempre que los indicadores revelen que el debilitamiento de la economía ha sido transitorio. En ese sentido se conoció el dato de inflación el cual se redujo hasta  2,4 % en abril, mejorando la expectativas económicas, no obstante se mantendrá la incertidumbre frente a los acuerdos comerciales en las negociaciones del Brexit y la salida de la unión aduanera. 

En cuanto a los datos macro de la Eurozona vemos con atención la debilidad del PMI compuesto el cual se situó en 54.1 (estimado 55.0), y el retroceso en índice de confianza del consumidor (Actual 0.2, previo 0.4). Por su parte, el índice de confianza empresarial alemana Ifo decepcionó con un dato de 102.2 ante una expectativa de 102.7; publicaciones que llevaron al EUR/USD a un retroceso semanal de -0.59%  en niveles de 1.1702 dólares por euro. 

Por su  parte en Asia contamos con publicaciones mixtas, de un lado la balanza comercial de Japón superó las  expectativas, en el mes de abril alcanzó los 626.000 millones de Yenes (estimado 440.000), debido a una fuerte caída en las importaciones, sin embargo el IPC subyacente  se situó en  0.5%  (Estimado 0.6%)  y el PMI manufacturero en 52.5 (53.8 previo). 

Los efectos sobre el índice Nikkei225 no se hicieron esperar y saldó una semana negativa en -2.15% sobre los 22.437 puntos, mientras que el Hang Seng retrocedió -0.93% en niveles de 30.760 puntos. 

También los mercados europeos finalizaron con sentimiento bajista, el IBEX 35 perdió los 10.000 puntos retrocediendo -2.1%, mientras que el DAX30 finalizó la semana en torno a 12.897 puntos con una variación de -1.38% y el Eurostoxx50 con una caída de -1.06% hasta niveles de 3.536 puntos. En consecuencia, el bajo apetito por los activos de riesgo llevó al bono alemán a niveles de 0.468 en yield (-10.8pbs) generando amplios movimientos en el mercado de deuda y aumentos en la prima de riesgo de España, Italia y Portugal

Por el contrario, los índices accionarios en Estados Unidos, al momento de la elaboración del informe, mantenían una leve variación semanal positiva. El S&P500 en 2.727 puntos (+0.55%) y el Dow Jones en 24.811 puntos (+0.39%). 

En cuanto a las materias primas, el petróleo cerró la semana en niveles de 77.13USD/Barril con una caída de -1.77% en consecuencia a la posible flexibilización de los recortes de producción con el fin de suplir las reducciones por cuenta de Irán. Entretanto el oro registró un movimiento alcista y finalizó la semana en torno a 1.304USD/ onza. 

Para la próxima semana estaremos atentos al dato de crecimiento preliminar y a la tasa de desempleo de Estados Unidos, que marcaran la pauta en las expectativas de inflación; además contaremos con la primera publicación del IPC de la Zona Euro para el mes de mayo. 




Noticias Relacionadas

May 28

Anchor Research

Mercados del 18 al 25 de mayo 2018

May 28

Calendario Económico

Calendario Económico del 28 de mayo al 1 de junio 2018