Resumen Anchor del 8 al 15 de junio 2018

Resumen Anchor del 8 al 15 de junio 2018

Anchor

Las decisiones de política monetaria de los Bancos Centrales tomaron protagonismo durante la semana. El primero en la agenda fue la Reserva Federal, que aumentó el rango de tipos al 2%, movimiento sustentado en las condiciones económicas actuales y en las expectativas de inflación. El anuncio no tomó por sorpresa al mercado que ya tenia ampliamente descontado este movimiento, no obstante las proyecciones de los miembros del FOMC ahora apuntan a dos incrementos adicionales antes de finalizar el 2018.

En cuando a las previsiones económicas, el PIB de Estados Unidos estimado para el año en curso aumentó a 2.8%, también se espera que la inflación se mantenga al alza y que la tasa de desempleo continúe cayendo en 2018 y 2019; por lo cual los miembros del comité no descartan un mayor ritmo en la senda de incrementos. 

Por su parte, el Banco Central Europeo fue el siguiente en comunicar su decisión,  tras su reunión resolvió extender el programa de estímulos hasta diciembre de 2018 reduciendo las compras en 15.000 millones de euros mensuales a partir de septiembre. Adicionalmente anunció que mantendrá su balance y se reinvertirán los vencimientos manteniendo  las facilidades de liquidez en el mercado. 

En lo que refiere a los tipos de interés, Mario Draghi, anunció que aún no se ha debatido al interior del comité una subida de tasas; las previsiones de crecimiento son más débiles con un PIB estimado de 2.1% para el 2018 inferior al proyectado en marzo cuando se esperaba una tasa de crecimiento de 2.4%. En cuanto a la inflación, las expectativas se sitúan en 1.7% para el año actual dados los cambios en el precio del petróleo y el tipo de cambio; lo cual soporta la decisión  de la entidad monetaria, al concluir que, aunque la recuperación económica va por buen camino, las condiciones financieras aún deben ser cómodas para apoyar el crecimiento. 

Las decisiones monetarias en Europa y Estados Unidos, contrastaron con el posicionamiento de los bancos centrales en Asia que optaron por mantener inalterada su política actual; el Banco de Japón conservará su postura monetaria acomodaticia, con el fin de lograr su aún lejano objetivo de inflación y hacer frente a la contracción económica actual. Por su parte el Banco Popular de China mantuvo estables los tipos de interés, decisión que sorprendió al mercado, dado que los últimos movimientos de la entidad solían estar precedidos por incrementos de tipos en la FED manteniendo inalterado el diferencial en la deuda soberana respecto a Estados Unidos

Ante este escenario los mercados de renta variable en Europa reaccionaron positivamente aplaudiendo la posición asumida por el BCE en medio de las tensiones políticas y dificultades comerciales que amenazan el crecimiento de la región. Las ganancias estuvieron lideradas por Alemania con un avance semanal de 2.68% en el índice Dax30, seguido por el  Eurostoxx50 que avanzó 2.06% mientras que el Ibex35 alcanzó los 9.888 puntos sumando 1.45% semanal.

Por su parte en Estados Unidos contamos con cierres mixtos, el S&P500 finalizó en torno a los 2.782 puntos con una ligera variación semanal de 0.12% mientras que el Dow Jones retrocedió -0.56% a niveles cercanos de 25.175 puntos. 

Entretanto el Nikkei225 finalizó la semana en 22.738 puntos registrando una variación de 0.19%, mientras que el Hang Seng descendió -1.67% hasta los 30.440 puntos impactado por la efectiva imposición de aranceles por parte de Estados Unidos a mas de 800 productos chinos por valor de 50.000 millones de euros. 

Pese a la reacción optimista de los mercados, los factores de riesgo persisten, destacando el deterioro de las relaciones comerciales de Estados Unidos con China, la Unión Europea y sus socios americanos y las represalias esperadas por parte del gobierno chino en un momento en el cual es necesario el entendimiento de cara a  las negociaciones con Corea.  De otra parte en la Eurozona, las propuestas fiscales del nuevo gobierno italiano seguirán capturando la atención de los inversores lo cual generará presiones en el mercado de deuda  pese a la aparente estabilización de las primas de riesgo de Italia, Portugal y España

En el mercado de divisas, el par EUR/USD descendió a niveles de 1.1595 dólares por euro con una variación semanal de -1.45%; respecto a la Libra esterlina el euro se depreció a niveles de 0.8724 tras los anuncios del BCE. Por su parte las commodities apenas registraron movimientos, el oro finalizó la semana en torno a 1.301,8 USD/Onz con una variación de 0.3% mientras que el petróleo cerró en 75.9 USD/ Barril retrocediendo -0.68%. 

A lo largo de la próxima semana los principales miembros de los bancos centrales emitirán declaraciones, adicionalmente estaremos atentos a la reunión de política monetaria del Banco de Inglaterra y a la reunión de la OPEP en la cual se revisará el acuerdo actual de producción.



Noticias Relacionadas

Jun 18

Anchor Research

Mercados del 8 al 15 de junio 2018

Jun 18

Calendario Económico

Calendario Económico del 18 al 22 de junio 2018